Manifest 2013

El passat dijous, els assistents a la xerrada de Jordi Calvo i Tica Font sobre els negocis de la indústria del l’armament es van sorprendre amb la performance que vam composar. Una entrevistadora es va trobar entre el públic a un banquer del Santander, un soldat, una pagesa i fins i tot, una noia hindú de la casta dels intocables!

Imagen

Ens va sorprendre la quantitat de persones que està conscienciada i està dins de la banca ètica. El nostre treball en aquesta campanya té aquest objectiu, conscienciar sobre les tasques de la banca convencional i presentar la banca ètica. Per això, hem composat un manifest en el que basem els principis d’aquesta campanya:

Sempre ens han dit que hem d’estudiar, acabar la carrera, trobar una bona feina, guardar els estalvis en un banc i fer un bon pla de pensions per la nostra jubilació. Sempre hem pensat que els nostres estalvis havien d’anar a un banc tradicional, ja fos perquè la nostra família pertanyia a un banc determinat o perquè crèiem ens donaven més interessos per obrir un compte corrent. Els estudiants que estem avui aquí, llegint aquest manifest, hem fet l’exercici d’obrir els ulls davant la tasca que les entitats financeres estan portant a terme amb els diners que nosaltres hem deixat. Amb la campanya Triem Banca Ètica hem conegut algunes de les gestions que fan les caixes i bancs on tenim guardats els nostres estalvis i ens ha impactat descobrir els seus projectes i les seves inversions en empreses amb impactes negatius a nivell mediambiental i en comunitats de països del sud.

La construcció d’embassaments, plantes i instal·lacions a països del sud, en què es destrueix la natura i el territori de la població autòctona a canvi de grans beneficis econòmics és una d’elles; la inversió dels nostres estalvis en armament contribuint d’aquesta manera al finançament de guerres , n’és una altra. Tot plegat, crims a càrrec de gran multinacionals i transnacionals, que no serien possibles sense el capital que reben de la majoria de bancs tradicionals. Amb un únic objectiu: el benestar econòmic per sobre dels drets humans.

Diners que financen empreses d’armament, on es fabriquen armes destinades a guerres. Empreses energètiques com Endesa, Gas Natural o Iberdrola, que construeixen embassaments i violen els drets dels treballadors.

La banca tradicional mitjançant i gràcies a accions, inversions i crèdits utilitzen els nostres estalvis a més de per sostenir-se ella mateixa, per a participar en models de conducta poc ètica, com els anteriors esmentats.

Els voluntaris de Cooperació per al Desenvolupament de la Fundació Autònoma Solidària volem denunciar els actes que duen a terme els bancs convencionals i informar sobre quines alternatives podem trobar per a dipositar els nostres estalvis, com la banca ètica. Proposem aquesta alternativa ja que aquesta es basa ens diversos principis ètics, de coherència i sobre tot de transparència donant-nos la oportunitat de saber el destí de les inversions d’aquests bancs, normalment en projectes relacionats amb el medi ambient, la cultura o projectes socials.

Com a ciutadans pensem que davant el desig pel canvi hi ha l’acció i ens movem per la lluita cap a un món més just i més humà. Pensem que els ciutadans tenim la capacitat de canviar la realitat en la que vivim per una que ens garanteixi un futur sostenible, tant a nivell ambiental, econòmic com energètic i social.

Per tant, amb la nostra campanya Triem Banca Ètica us convidem a que us uniu a la lluita, una lluita que hem d’emprendre per donar pas al canvi.

Recordeu que el pròxim dimecres podreu gaudir del primer cinefòrum de TBE  amb la pel·lícula “DEUDOCRÀCIA”, presentat per Iolanda Fresnillo de l’Observatori del Deute en la Globalització (ODG) i la Plataforma per a l’auditoria Ciutadana del deute.

Us esperem!

Advertisements

¿Puede un depósito a plazo fijo ser parte de la destrucción del Amazonas?

1

Agua para la vida y no para la muerte. Este es el eslogan que tiene la plataforma de los afectados por las represas en Brasil, llamado MAB (Movimento dos Atingidos por Barragens). Hace varios meses, tuvimos la ocasión de hablar con representantes de este movimiento. Sentados enfrente del ETC, en castellano con acento portugués y en portugués con acento brasileño escuchamos sobre el gran problema de las represas en Brasil.

Para ellos, el problema reside en la propia dinámica del sistema económico actual que  tiende a una mayor especulación financiera,  inversión en deuda pública y una deslocalización por razones económicas y tecnológicas.  Adentrándonos en el debate energético,  podemos decir que junto a Oriente Medio, la Amazonía es una de las zonas más ricas del mundo. Los inconvenientes y la disminución de petróleo agravan la situación de la búsqueda de alternativas viables como agrocombustibles e hidroeléctricas. El problema es que con las nuevas matrices de energías renovables es imposible satisfacer las necesidades del actual patrón de consumo. Así lo que podemos observar es un desplazamiento de las industrias que consumen grandes cantidades de energía, a los países pobres, así como la reanudación de las grandes obras de generación eléctrica en países de América latina, en especial de la energía hidraúlica y de agroenergía. La mayoría de veces se busca garantizar la máxima tasa de lucro sin tener como prioridad el propio entorno.

El caso de Brasil es interesante, ya que tiene un potencial hídrico para aprovechar energéticamente de cerca de 260.000 MWh. Y aquí es donde empiezan los problemas.

La construcción de hidroeléctricas brasileñas tiene gran parte de dinero público y contradictoriamente, una energía a gran escala y a muy bajo coste se vende  a los brasileños a precios internacionales, de los más caros del mundo, para garantizar máximas ganancias de las empresas. No obstante, la producción final de estas industrias y sus lucros son enviados a los países del primer mundo, a costos muy bajos. Pero estos no es lo que más preocupa del fenómeno.

“Un día, la tormenta llegará, el suelo se hundirá, el agua subirá mucho y la bañera desaparecerá. Solo quedará agua.”  Beasts of the Southern Wild

En América Latina  son millares los proyectos hidroeléctricos y de extracción de minerales en expansión. Al mismo tiempo millares de campesinos y poblaciones originarias están siendo o serán afectados. Un caso importante que retrata el lado más negativo de esta situación es Belo Monte.  Un proyecto de construcción de una represa contempla la inundación de un área de 506 mil kilómetros cuadrados además de la evacuación y desplazamiento de al  menos 50 mil indígenas y campesinos. El problema se agrava al tener que desplazar a tribus autóctonas  sin contacto alguno con el exterior. Además la construcción de la represa causará la devastación del bosque y una importante reducción de las reservas de peces que dependen los grupos indígenas para sobrevivir. Para las tribus indígenas solo hay una palabra en su mente: destrucción. La interrupción de los ciclos naturales del río provocarán la muerte de peces y tortugas porque los ríos amazónicos son ecosistemas y no son canales de agua. El pulmón del planeta, está siendo destruído, y sus efectos pueden desestabilizar el clima del propio planeta según la ONG Survival.

2Protestas, detenciones, disturbios… La construcción de la represa de Belomonte, tal y como nos contaban nuestros compañeros, ha traído además un extraño y oscuro ambiente a la zona. Son construcciones a máxima velocidad de día y noche, que hacen a los operadores y obreros tener jornadas muy largas y extenuantes. Son en su mayoría hombres que se apartan de relaciones con la comunidad durante un determinado tiempo. El gran movimiento e instalación de los trabajadores en pequeñas poblaciones indígenas ha traído un mundo oscuro de prostitución y drogadicción. Según sus testimonios,  la compensación a los trabajadores por trabajo extra se les daba en forma de cupones para los prostíbulos. El propio MAB condenó ayer la explotación sexual en las zonas de las presas, que muy tristemente afecta a niños, niñas y adolescentes. Todo esto no solo pasa en Belomonte, sino también en Altamira, Porto Velho, Goiás, Santa Caterina, Foz de Chapecó… El MAB trabaja para defender a todos los afectados por la construcción de gran cantidad de represas por todo el país. Además hay organizaciones del mismo tipo por todo el continiente.  El objetivo del movimiento es generar movilizaciones masivas y lucha social construida entre campesinos y operarios.

El propio MAB condenó ayer la explotación sexual en las zonas de las presas que muy tristemente tienen como afectados a niños, niñas y adolescentes

La fusión de los grandes bancos internacionales (Santander, Bradesco, Citigroup, Votorantim…), grandes empresas energéticas mundiales (Suez, AES, Duke, Endesa, General Electric, Iberdrola…), grandes empresas mundiales mineras y metalúrgicas (Alcoa, BHP Billiton..), grandes empresas contratistas y de agronegociois conforman un bloque con fuertes alianzas en torno al capital financiero, minero y metalúrgitco-energético y de agronegocios. Y son estas alianzas junto a los gobiernos de cada país que crean, financian y realizan estos proyectos.

Bancos internacionales como Santander y Citigroup son parte de la alianza para llevar los proyectos de las represas adelante.

Creemos que esta información podemos utilizarla para reflexionar sobre dos ejes:

– Repensar el actual patrón de consumo y generación eléctrica  y todas sus consecuencias destructivas.

– Las bancas convencionales están en la base del problema. Y ello nos convierte en parte del problema. Porque nosotros somos sus clientes y sus inversores.

Nosotros como ciudadanos y consumidores invertimos en este tipo de proyectos sin tener ningún poder de decisión. Por ello, denunciamos estos hechos y proponemos una solución: la banca ética. Decidamos lo mejor para el mundo, está en nuestras manos…

TRIEM BANCA ÉTICA.